La horchata de chufa es una de las leches vegetales favoritas de muchos (¡sin duda la mía lo es!), y seguro que te encantará saber que la horchata casera es una leche con propiedades nutricionales infinitas y de lo más valoradas, pero a menudo nos frena de disfrutar de ella el azúcar que tradicionalmente se le ha añadido. ¡Pero esto va a cambiar hoy, con esta receta de horchata casera sin azúcar y super deliciosa!

Espero que en este post encuentres todos los detalles importantes a la hora de preparar horchata valenciana. Verás también 2 formas de preparar la horchata:

  1. Con el aparato diseñado por artesanos horchateros (el Chufamix Vegan Milker), y que está triunfando en el mundo para todo tipo de leches vegetales.
  2. Horchata elaborada con malla tradicional.

Cosas a tener en cuenta a la hora de elaborar horchata en casa

  1. Hacer horchata tradicioanl valenciana es de lo más fácil. Lo vimos en la receta que tenéis el blog de hace unos años. En este tiempo ha cambiado una cosa que os encantará: ahora, disponemos del Vegan Milker para elaborar leches vegetales (y por supuesto horchata) de la forma más fácil y eficiente. De hecho, el Vegan Milker (popularmente conocido como "Chufamix") nació como utensilio para elaborar horchara en casa, y te permite exprimir toooodo el sabor de la chufa de una forma facilísima y de lo más limpia (así como de almendras, avellanas, arroz... o cualquier leche que vayas a elaborar, entre otros). Así que hoy la receta la elaboramos con el Chufamix, aunque puedes usar una malla de algodón si lo prefieres.
  2. La chufa es muy sensible a la temperatura, y no debe estar expuesta a más de 20 ºC cuando la dejáis en remojo (sino, se acelera el proceso de fermentación, y la horchata no durará ni 2 días). Por eso, y especialmente a partir de la primavera y verano, es importante, cuando remojéis la chufa, dejarla en remojo en la nevera si hay temperatura ambiente superior a 20 ºC.

Receta de horchata sin azúcar

Ingredientes

  • 200 gramos de chufa entera*
  • 1 litro de agua
  • 4 dátiles deshuesados**
  • ralladura de limón (opcional)

*La relación de 200 g de chufa por 1 L de agua es la relación ideal para hacer una exquisita horchata al estilo tradicional mediterráneo. Si te gusta una horchata más ligera, puedes aumentar la cantidad de agua (o reducir a 150 g de chufa/1L de agua).

**Los dátiles son el truco para endulzar la horchata sin usar azúcar. Si quieres usar azúcar en su lugar, sustituye los dátiles por 60 g de azúcar blanco (o de caña si lo prefieres).

1) Preparación con el Vegan Milker Chufamix:

  1. En un bol, pon los 200 gr de chufa con agua, que la cubra sobradamente, y déjala en remojo 8 horas (recuerda dejarla en la nevera en verano, y no exceder ese tiempo).
  2. Pasadas las 8 horas, retira de la nevera y escurre.
  3. Pon la mitad de chufa remojada en el filtro del Vegan Milker (aproximadamente 100 g), añade los 4 dátiles deshuesados y la piel de limón (opcional), y pon el filtro lleno en el recipiente que forma parte del pack del Vegan Milker.
  4. Añade 1 litro de agua en el recipiente (el filtro del vegan milker se envolverá y llenará del agua también).
  5. Introduce la batidora dentro del filtro y bate durante 2 minutos aproximadamente. Añade el resto de la chufa remojada en el mismo filtro y bate dos minutos más. Con este batido, estás emulsionando completamente la chufa, y extrayendo todo su sabor.
  6. Una vez batido, retira la batidora y deja reposar 15 minutos con el filtro lleno de la chufa batida en el agua, para que el agua se infusione completamente del sabor de la chufa (en la nevera si la temperatura ambiente es cálida, para evitar la maceración de la chufa).
  7. A continuación, eleva el filtro del agua e introduce el mortero del Vegan Milker en el filtro, exprimiendo toda la pulpa. Aprieta varias veces, exprimiendo y extrayendo así todo el sabor de la chufa. ¡Ya tienes tu horchata! Tápala con la tapa del recipiente del Vegan Milker y déjala en la nevera para que enfríe.
  8. Déjala mínimo 2-4 horas para que enfríe y agita siempre antes de servir.
  • Mira en las siguientes notas para ver que puedes obtener aún más horchata con una segunda extracción.

 2) Preparación con una malla de algodón tradicional o chino

  1. En un bol, pon los 200 gr de chufa con agua, que la cubra sobradamente, y déjala en remojo 8 horas (recuerda dejarla en la nevera en verano, y no exceder ese tiempo).
  2. Pasadas las 8 horas, retira de la nevera y escurre.
  3. Pon la chufa remojada en un bol, añade los 4 dátiles deshuesados, la piel de limón (opcional), y añade 1L de agua en el recipiente.
  4. Bate durante 2 minutos aproximadamente.
  5. Retira la batidora y deja reposar 15 minutos con el filtro lleno de la chufa batida en el agua, para que el agua se infusione completamente del sabor de la chufa (en la nevera si la temperatura ambiente es cálida, para evitar la maceración de la chufa).
  6. A continuación, en otro bol coloca una malla de algodón (en su defecto un pasador chino) y vierte en ella el batido anterior. Filtra bien, elevando la malla, cerrándola y escurriendo por completo toda la pulpa. Aprieta varias veces, exprimiendo y extrayendo así todo el sabor que puedas de la chufa. ¡Ya tienes tu horchata!
  7. Tápala (o transfiere a una botella o jarra) y déjala en la nevera para que enfríe.
  8. Déjala mínimo 2-4 horas para que enfríe y agita siempre antes de servir.
Receta de horchata sin azúcar

Otras cosas que te encantará saber para sacar todo el partido a la chufa

  • ¡Puedes añadirle una pizca de canela! Es una opción ideal para cambiar la forma de tomarla o disfrutar de una horchata distinta de vez en cuando (personalmente me gusta mucho hacerlo). Con un toque de canela es ideal también si vas a usar esa horchata en la elaboración de bizcochos.

 

  • ¡Recuerda que puedes hacer un segundo exprimido de la pulpa con la que acabas de hacer horchata! (por eso nos encanta también el Vegan Milker), y obtener aún más cantidad. Simplemente, añade en otro recipiente unos 400 ml de agua, introduce el filtro con la pulpa dentro, vuelve a triturar 2 minutos con la batidora de mano para emulsionar, y extrae todo el sabor exprimiendo con el mortero. Guarda en la nevera ese ¡casi medio litro más de horchata! Verás que es algo menos concentrada que la primera, pero está también deliciosa. Puedes añadirla a la horchata anterior (sabiendo que la harás algo más ligera) o lo que hago siempre es guardarla aparte, ya sea para tomar o para elaborar algún postre o batido.
  • Puedes usar la pulpa triturada para añadir a ensaladas, yogures o, lo que me encanta, al muesli del desayuno para disfrutar con yogur y fruta. También puedes usarla para hacer pan o bizcochos (¡verás qué ricos salen con el sabor de fondo de la chufa!).
  • Finalmente, ¡Una curiosidad! ¿Sabías que a la chufa también se le conoce como Nuez de tigre? La chufa es un tubérculo pequeño y dulce que crece en la planta Cyperus esculentus, también conocida como "juncia avellanada" o "juncia comestible". En inglés, a estas chufas se les llama "tiger nuts" (de aquí la traducción literal, nueces de tigre), aunque no son nueces, sino tubérculos. Lo escuché hace poquito tiempo y pensé que era un nombre muy acertado para las preciosas chufas.

Puedes ver cómo funciona el vegan milker para hacer horchata (y cualquier otra leche vegetal) en el vídeo que elaboraron y que verás a continuación. A pesar de ser un vídeo muy casero, explica muy bien cómo se usa y cómo hacer horchata casera (recordad que el Vegan Milker fue elaborado por maestros artesanos de la horchata valenciana, así que tienen mucho a contar y de los que aprender):

star

Comments

Claudia&Julia said:

Hola Miguel Ángel,

El Chufamix es un invento maravilloso, ¡y no solo para la horchata! Nos alegra mucho que te guste tanto como a nosotras. Realmente es muy versátil y facilita mucho la preparación de todo tipo de bebidas vegetales.

Muchas gracias por comentar :)

¡Un saludo!

Claudia&Julia said:

Hola Maribel,

¡Qué bien que te guste tanto la receta! La horchata está deliciosa de cualquier forma, pero así, fresquita y con ese toque de limón, es un placer ;)

¡Un saludo!

Miguel Ángel Romero said:

La probaré! Solo comentar que uso el chufamix de hace unos meses para hacer leche de almendras y de avena, y es el mejor invento del mundo! Enhorabuena por tenerlo en la tienda y por las recetas con él. He visto alguna otra leche vegetal que tengo pendiente. ¡Saludos!

Maribel Luca said:

¡Muchas gracias por la receta y todas las explicaciones! Hace tiempo probé una horchata con toquecito de limón y me encantó, y ésta además sin azúcar. ¡Me pongo con ella ya! Muy interesante el tema de la temperatura, no lo sabía. gracias!

Leave a comment