Hay recetas que son increíblemente sencillas de llevar a cabo y que, además, nos dejan un resultado sorprendente. Como estas barritas Millionaire’s Shortbread.

Es una combinación ganadora, la mires por donde la mires. Se trata de una barrita de tres fases: Galleta de mantequilla, crema de toffee y cobertura de chocolate negro… Imposible decir que no a esta tentación, y hoy te enseñamos el paso a paso de la auténtica receta inglesa de estas galletas de mantequilla tan increíbles.

Las millionire's shortbread las conocerás también como galletas millonarias o galletas trifásicas de mantequilla, chocolate negro y caramelo.

Se trata de un acompañante ideal para el café, el momento del té, para servir junto a licores o incluso refrescos/batidos. Además de ser una elaboración muy versátil porque podemos servirlas como postre, snack o incluso, en esta época del año, para regalar a nuestros amigos o acompañar nuestra bandeja de turrones.

Origen Millionaire’s Shortbread

Esta galleta tan particular se trata de un dulce que consta de tres capas; una galleta hecha sin agentes leudantes y con un alto contenido graso, toffee o leche condensada caramelizada y una fina cobertura de chocolate.

La textura tan peculiar, fundente y mantecosa de la galleta se logra gracias a la gran cantidad de mantequilla que contiene, el relleno de toffee aporta una textura muy cremosa y dulce y, finalmente, la cobertura de chocolate aporta el matiz ligeramente amargo que combina a la perfección con el resto de elementos.

El Millionaire’s Shortbread evolucionó a partir de las primeras recetas de la Escocia isabelina, la idea de añadir la cobertura de chocolate surgió en el siglo XIX.

En origen, esta galleta, se llevaba a cabo con harina de avena o avena molturada. Ya entrado el siglo XIX, solía añadirse piel de naranja confitada y almendras para ocasiones especiales, más o menos en la misma época en que se introdujo el chocolate para la cobertura. El añadido de relleno de toffee fue el último elemento que se integró para dar lugar a estas maravillosas barritas Millionaire’s Shortbread.

El shortbread es una galleta dulce sin levadura química hecha con harina, azúcar y mantequilla.

Las recetas más antiguas requieren tres partes de harina, dos de mantequilla y una de azúcar, aunque las versiones contemporáneas pueden variar respecto a la original. La galleta debe su nombre a su textura desmenuzable, resultado de su alto contenido en grasa.

No debemos confundir con el shortcake, una galleta afín elaborada con aceite vegetal y agentes leudantes.

El relleno de esta galleta es de caramelo. En su forma más simple, se encuentran recetas elaboradas con leche condensada que se calienta hasta caramelizar. Pero idealmente debemos preparar una salsa de toffee. El añadido de mantequilla y nata se incorpora para obtener una textura cremosa.

La cobertura de chocolate debe ser de un chocolate con un alto contenido de cacao para contrarrestar el dulzor del relleno. No debemos omitir el añadido de mantequilla que nos aportará suavidad y una consistencia menos firme.

Es habitual encontrar elaboraciones en las que se añaden otros ingredientes como harina de maíz, harina de arroz o incluso avena. Otras variaciones hacen uso de frutos secos, pasas u otra variedad de chocolate, como el blanco, en la cobertura de chocolate.

Plato cerámico Artisan Collection de Laura Ashley

Ingredientes

Para el shortbread

  • 300 g harina floja de repostería
  • 280 g mantequilla sin sal, fría
  • 100 g azúcar
  • 1 yema de huevo L
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla natural
  • ¼ cucharadita de sal

Para el toffee

  • 400 g azúcar
  • 160 g agua
  • 225 g nata líquida para montar, alto contenido graso, templada
  • 225 g mantequilla sin sal, temperatura ambiente
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla natural
  • pizca de sal

Para la cobertura de chocolate

  • 250 g chocolate 70%
  • 100 g mantequilla sin sal, temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de glucosa o Corn Syrup (opcional, pero recomendable)

Elaboración

Prepara el shortbread

  1. Forra la bandeja Nordic Ware naturals con papel de horno, para favorecer que se adhiera sin problema, unta ligeramente la superficie con mantequilla.
  2. En el bol de la KitchenAid, añade la harina junto con la mantequilla cortada en cubos, el azúcar y la sal. Mezcla con la pala a velocidad 1 hasta lograr una textura arenosa.
  3. Incorpora la yema de huevo y mezcla de nuevo hasta que se integre por completo.
  4. Vuelca la mezcla en la bandeja forrada con papel, tendrá un aspecto arenoso, esto es correcto. Presiona con las manos para compactar y, con ayuda de un rodillo pequeño, pasa por la superficie para alisar y lograr una altura uniforme. Si notas que la mezcla se adhiere al rodillo, coloca una lámina de teflón o papel de horno para poder alisarlo sin que la mezcla se pegue al rodillo.
  5. Pincha la superficie con ayuda de un tenedor.
  6. Refrigera la masa durante 20 minutos mientras precalentamos el horno.

Bandeja Nordic Ware naturals

Hornea el shortbread

  1. Precalienta el horno a 175 °C con calor arriba y abajo.
  2. Hornea a media altura durante 20-22 minutos o hasta que observes que la superficie está ligeramente dorada.
  3. Saca del horno, coloca sobre una rejilla y deja enfriar completamente.

Prepara el toffee

  1. En la sartén sauté DeBuyer, añade el azúcar junto con el agua.
  2. Coloca a calor medio y deja hasta que obtengas un caramelo dorado, pero no excesivamente tostado. De lo contrario obtendrás un sabor amargo. Al comienzo el agua comenzará a hervir y, posteriormente, el azúcar irá caramelizando poco a poco.
  3. Una vez que tengas el caramelo listo, reduce un poco el calor e incorpora la nata templada y mezcla con unas varillas. Al verterla, comenzará a burbujear mucho, esto es normal. Continúa mezclando hasta que las burbujas bajen.
  4. Añade la mantequilla cortada en cubos junto con la vainilla y la sal. Sube a calor medio y cocina, removiendo constantemente, hasta que el toffee alcance los 118 °C. Para este paso necesitarás ayudarte de un termómetro digital de cocina.
  5. Retira del calor y vierte el caramelo sobre el shortbread.
  6. Deja que enfríe por completo a temperatura ambiente, notarás que el toffee se asienta y coge consistencia.
  7. Refrigera hasta el día siguiente.

Prepara la cobertura de chocolate

  1. En un bol resistente al calor incorpora el chocolate troceado junto con la mantequilla y la glucosa.
  2. Coloca sobre un cazo con agua, es muy importante que el agua no toque la parte inferior del bol, y coloca a calor medio bajo.
  3. Deja que funda por completo al baño María. Remueve de vez en cuando para homogeneizar la mezcla.
  4. Una vez que se haya fundido, vierte sobre el toffee.
  5. Saca la bandeja del frigorífico y vierte el chocolate sobre la superficie. Procura que quede cubierta toda la superficie, si fuera necesario, ladea la bandeja para llegar a las esquinas. Intenta no usar una espátula para evitar dejar marcas.
  6. Deja que enfríe por completo a temperatura ambiente y refrigera durante 8-12 horas antes de cortarlo. Te aconsejo seguir este paso para lograr cortes limpios.

Bandeja Nordic Ware naturals

Servimos

  1. Desmolda tirando del papel de horno, separa con cuidado este para evitar no dañar mucho los laterales.
  2. Con ayuda de un cuchillo afilado, cortamos los extremos para lograr un acabado limpio y definido. Corta en formato barritas o cuadrados, como más te guste.
  3. Si lo deseas, puedes espolvorear por encima escamas de sal o incluso disponer un poco de pan de oro.
  4. Servimos.

Notas

  • Para elaborar esta receta he utilizado mi bandeja Nordic Ware naturals. Es una bandeja preciosa y perfecta para este tipo de elaboraciones. A mí me tiene enamorada.
  • Para elaborar el shortbread, os aconsejo usar mantequilla fría. Esto os favorecerá que podamos manipular mucho mejor la mezcla. Tanto en la amasadora como a la hora de pasarla a la bandeja.
  • Cuando hagáis la salsa de toffee, procurad usar una sartén amplia para favorecer que el caramelo se funda rápido y sin formar grumos. En mi caso uso la sartén sauté DeBuyer que es increíblemente versátil.
  • Añadir agua al azúcar, para elaborar el toffee, os ayudará a caramelizar sin problemas el azúcar.
  • Os aconsejo que la nata que incorporamos al toffee esté templada para evitar que haya un cambio brusco de temperatura. Esto puede ocasionar que el caramelo se vuelva sólido y nos dificulte obtener una mezcla homogénea.
  • Es muy importante que el toffee alcance la temperatura especificada, de lo contrario nos quedará un toffee muy fluido y será imposible que mantenga consistencia para cortarlo.
  • La cobertura superior de chocolate es recomendable hacerla con chocolate negro, puesto que el toffee es muy dulce. Podéis usar toda la cantidad del 70% o bien mitad 80% y mitad 70%. En mi caso lo hice de este último modo.
  • Para hacer la cobertura de chocolate, debemos añadir mantequilla para suavizar la consistencia. En caso de no hacerlo, obtendremos una placa de chocolate duro que, al cortar las barritas, aplastará el resto de ingredientes y el resultado será desastroso.
  • La glucosa se puede omitir, pero os recomiendo usarla si la tenéis en casa. La usamos para lograr un acabado más flexible, para mejorar la consistencia y como conservante (favorece que el aspecto de la cobertura se mantenga mejor con el paso de los días). Podemos usar Corn syrup en su lugar.
  • Para cortar las barritas, os aconsejo mojar el cuchillo en agua caliente, secarlo y proceder a cortar. Cada vez que hagáis un corte, mojad el cuchillo y secad.
  • Se pueden conservar dentro de un recipiente hermético refrigerado durante 7 días.

Os prometo que es una receta que repetiréis en más de una ocasión. Estas barritas Millionaire’s shortbread reúnen un montón de requisitos que las hacen indispensables; son fáciles de hacer, requieren de poco tiempo de elaboración (aunque sí de varios pasos) y el resultado es excepcional. Tanto en aspecto como a la hora de disfrutar de ellas.

¡No podemos esperar a ver las vuestras y que nos contéis qué os han parecido! No te olvides de mencionarnos y etiquetarnos en Instagram para que podamos disfrutar de vuestros resultados :)

Fuentes: Delighted Cooking

Autora de la receta: Eva de Bake Street

Kommentare

Eva {Bake-Street}:

¡Hola, Rose! Muchas gracias! Me alegra mucho saber que te gusta, la verdad que estas barritas son adictivas! Respecto a tu consulta, está enlazada la bandeja que se utiliza para elaborar la receta. Las medidas son 25×18×2,8 cm. Muchas gracias de nuevo! Deseando saber qué tal te ha ido, un abrazo!

Eva {Bake-Street}:

¡Muchas gracias, Encarna! Te mando un abrazo inmenso! :D

Rose:

Una receta maravillosa. La adoro. Os agradecería si indicarais en la receta la medida de la bandeja utilizada para conseguir el grosor correcto.
Muchas gracias y felicidades por vuestro trabajo.
Rose

Claudia :

Hola Sonia, debo decirte que hace tiempo vi esta receta en Estados Unidos, no sé cuánto hace que están allí. Y cierto que en Inglaterra las encuentras ahora mucho y en todos sitios!! Sí que la información vuela… Y en cosas tan ricas como esta lo debemos agradecer un montón hahaha. Me moría por la receta y Eva la ha clavado, salen estupendas.

Abrazos y a disfrutar de ella.
C.

Claudia :

¡Sin duda, Encarna, que Eva lleva su nombre en sus fotos! Hahaha las galletas son una delicia, espero que las disfrutes.
Abrazos, c.

sonia archer :

Acabo de estar pasando el Año Nuevo en Londres y he conocido estos pastelitos. No sabía que se llamaban así, ni que hubieran llegado ya a España. Que rápido llegan las cosas hoy día a España de Inglaterra.Toda una vida viviendo aquí (nacida Britanica), esperando la llegada de nuestro tan deseado PG TIPS (aquí hablo como inglesa aunque me siento totalmente española), nuestro té de desayuno icónico. y ahora, las cosas llegan en un pis pas. Muchas gracias por la receta. Son totalmente adictivas. De momento un poco de dieta pero ya las haré ya, jijijiji. Un saludo.

Encarna :

Simplemente con ver las fotos he sabido por quien estaba elaborada la receta.¡¡ La gran Eva!! De Bake arreen!!

Hinterlassen Sie einen Kommentar