Hay recetas que están deliciosas en su forma tradicional, hay recetas que triunfan en todos los rincones de la tierra por sencillas, rápidas y sabrosas. Este es el caso del tiramisú, un postre italiano que ha sido versionado hasta la saciedad y al que hoy damos una nueva vuelta de tuerca con esta versión de tiramisú de limón, que es de lo más refrescante y apetecible (si cabe).

Además de sustituir el café por zumo de limón, hemos prescindido del huevo crudo. Los calores nos imponen mucho respeto y no nos queremos arriesgar. En su lugar hemos usado nata, para estirar más el queso mascarpone, y le hemos añadido ralladura de limón a la crema. ¡Qué bien le sienta ese toque cítrico!

Bandeja cuadrada cerámica Heritage Le Creuset, cuchara de madera y acero Pallarès y plato de postre de gres Organic Collection

Ingredientes (para 10-12 raciones)

  • 100-125 g azúcar
  • 500 g mascarpone
  • 500 ml nata líquida para montar
  • Ralladura de 3 limones
  • 500 ml zumo de limón o limonada
  • 48 bizcochos de soletilla o similar
  • Naranja o limón confitado para decorar (opcional)

Bandeja cuadrada cerámica Heritage 23 cm, batidora de mano Kult X WMF y cuchillo de cocina Pallarès

Elaboración

  1. En un recipiente amplio y hondo, con la ayuda de unas varillas eléctricas, batimos el queso mascarpone y el azúcar durante 3-4 minutos.
  2. En otro recipiente distinto montamos la nata, que habrá de estar bien fría, hasta que forme picos firmes.
  3. Agregamos la nata montada al recipiente con la crema de queso y removemos suavemente y con movimientos envolventes, usando una espátula.
  4. A continuación agregamos la ralladura de limón y removemos para incorporar. Reservamos en la nevera.
  5. Vertemos la limonada en un plato o fuente honda, mojamos en ella los bizcochos y cubrimos la base del molde cerámico en que queremos presentar el tiramisú (en nuestro caso, el clásico de Le Creuset).
  6. Extendemos 1/3 de la crema de queso sobre los bizcochos, aplanando con una espátula.
  7. Cubrimos con otra capa de bizcochos empapados en limonada y otro tercio de la crema de queso.
  8. Repetimos de nuevo esta operación para formar una tercera capa de bizcochos y crema de queso.
  9. Guardamos el tiramisú en la nevera durante un mínimo de 4 horas o, incluso mejor, toda la noche.
  10. En el momento de servir decoramos la superficie con naranja o limón confitado y ¡a disfrutar!

Autora de la receta: Carmen de Tía Alia

Comentarios

Christiane dijo:

Perfecto! Tengo un arbre de Limon no jardin entonces estoy procurando mucho receptas con limon!

Eduardo alejandro dijo:

A mi me encanto muchas gracias me sirvio para mi novia

Mercedes dijo:

Buenos días ¿podéis decirme en que proporción hay que diluir el zumo de limón?

Dejar un comentario