¿Te apetece probar una de mis tartaletas favoritas? Estas Tartaletas de Queso de Cabra con Cebolla Balsámica son perfectas para esos momentos en los que quieres disfrutar de algo sabroso y sin complicaciones. Si usas masa de hojaldre refrigerada, todo se vuelve mucho más sencillo y con solo poner cariño a la hora de caramelizar la cebolla, agregar generosas porciones de queso de cabra y dejar que el horno haga su magia hasta que queden doraditas y crujientes.

Sin duda, el toque especial a estas tartaletas lo aportan las cebollas caramelizadas. Te recomiendo en la receta hacerlas al fuego con un toque de vinagre balsámico, para realzar su dulzura natural. El contraste entre el queso cremoso y las cebollas agridulces es simplemente irresistible.

Puedes acompañar estas delicias con una ensalada de brotes tiernos y tomates cherry, y tendrás una combinación de sabores que te sorprenderá gratamente. ¡Un primer plato estupendo o una cena deliciosa! También como entrante, en una reunión con amigos, estas tartaletas de queso y cebolla caramelizada son una opción ganadora. ¡Así que anímate a probarlas y déjate sorprender por su sabor!

Receta de tartaletas con queso y cebolla caramelizada

Platos cerámicos Le Creuset

Ingredientes

  • 1 masa de hojaldre rectangular refrigerada
  • 2 cebollas grandes
  • 50 g de mantequilla
  • 60 ml de vinagre balsámico
  • 25 g de azúcar
  • Sal
  • Pimienta negra al gusto
  • 200 g de queso de cabra en rulo
  • 1 huevo batido


Preparación

  1. Precalienta el horno a 200 °C.
  2. Corta las cebollas finamente.
  3. Pon una sartén antiadherente a calentar a fuego medio, y añade la mantequilla. Baja el fuego cuando empiece a derretirse y añade las cebollas.
  4. Sofríe las cebollas a fuego bajo en la mantequilla hasta que estén doradas (empiezan a verse tiernas y transparentes). Agrega el vinagre balsámico y el azúcar. Ve removiendo y sazona bien con sal y pimienta. Reserva.
  5. Extiende una lámina de masa de hojaldre (debería tener unos 3 mm de grosor, si es más gruesa puedes estirarla). Al ser rectangular, puedes hacer 6 tartaletas fácilmente cortándola a lo largo por la mitad, y el lado más largo en 3 partes. Traspasa los hojaldres a una bandeja de hornear antiadherente Le Creuset, o una perforada.
  6. Vamos a montar las tartaletas para hornear: coloca una rodaja de queso de cabra en el centro de cada hojaldre y dobla las esquinas hacia el centro.
  7. Pinta los bordes del hojaldre con huevo batido y hornea durante 20-25 minutos, hasta que el hojaldre se vea dorado.
  8. Retira del horno y añade encima una cucharada de las cebollas balsámicas. ¡Ya las tienes listas para servir!
  9. Si quieres servirlas como un plato individual completo, dispón en un plato Le Creuset unos brotes tiernos, algunas nueces (¡le van de perlas a esta tartaletas!) y tomates cherries, y dispón encima de la ensalada una tartaleta.
Espero que disfrutes de esta deliciosa receta. ¡Buen provecho!

 

Cebolla tartaleta

Notas

  1. En lugar de hacer 6 tartaletas individuales, puedes hacer 4 rectángulos más generosos (cortando el hojaldre en forma de cruz, por la mitad en horizontal y en vertical), o incluso puedes hacer un hojaldre entero, a modo de tarta o pizza de hojaldre, y cortarla en las porciones que quieras a la hora de servir.
  2. Variación de queso: a parte de queso de cabra, puedes probar con otros quesos, de oveja tiernos y semis. También puedes experimentar con quesos de vaca de sabor suave como el queso ricotta, o prueva con brie, camembert... muchos quesos son posibles en estas tartaletas.

  3. Añade hierbas: Si deseas un toque extra de sabor, puedes agregar hierbas frescas como tomillo, romero o albahaca a las cebollas caramelizadas. Estas hierbas complementarán muy bien el queso de cabra y las cebollas balsámicas.

  4. Cebollas rojas: Si prefieres un sabor más dulce y colorido, puedes usar cebollas rojas en lugar de las cebollas blancas. Las cebollas rojas tienen un sabor más suave y dulce cuando se caramelizan.

  5. Mejorar la presentación: Si quieres que las tartaletas luzcan más atractivas, puedes cortar la masa de hojaldre en formas más creativas, como círculos o triángulos. También puedes espolvorear un poco de queso rallado en la parte superior de los hojaldres antes de hornear, para obtener un acabado dorado y crujiente.

  6. Acompañamientos: Además de la ensalada y tomates cherry, puedes servir las tartaletas con una salsa de miel y mostaza o una reducción de balsámico para agregar más sabores y realzar la experiencia gastronómica.

  7. Personaliza los ingredientes: Si tienes otras verduras o ingredientes que te gusten, como champiñones, espinacas o tomates secos, o quieres añadir unos espárragos asados, o unos piñones tostados, no dudes en agregarlos a la receta para darle un toque distinto y personalizado, o puedes ir variando cada vez.

Recuerda que la cocina es un arte, así que siéntete libre de hacer ajustes y experimentar con los ingredientes para encontrar la combinación que más te guste. ¡Diviértete cocinando y espero que disfrutes de estas deliciosas Tartaletas de Queso de Cabra con Cebolla Balsámica!

star

Dejar un comentario