Hoy te traemos una receta que rápidamente se convertirá en el dulce favorito a la hora del desayuno: rollos de canela y pasas. Ésta no es una receta cualquiera de estos rollos, ésta está bien cargada de sirope de azúcar, que los hace tan pegajosos como deliciosos. 

La verdad es que a menudo encontrarás recetas de estos rollos a base de mantequilla y leche, pero nos hemos decidido por una receta que resulta muy fácil de elaborar, a base de harina, agua, sal y azúcar.

Lo que sí requiere es de algo de paciencia, porque vale la pena amasar bien para conseguir la textura deseada en la masa. Verás que los resultados se lo valen y, lo dicho, de sirope acuérdate de añadirlo en cantidad generosa, que acabe siendo una de esas delicias jugosas y completamente irresistibles. 

 

Cocotte redonda Le Creuset y ramequín cerámico Le Creuset.

 

Ingredientes (para 6 personas)

  • 500gr de harina panadera
  • 15gr de sal
  • 15gr de azúcar
  • 10gr de levadura seca
  • 300ml de agua tibia

Para el sirope:

  • 220gr de azúcar
  • 100ml de agua

Para el relleno:

  • 15gr de canela
  • 45gr de azúcar moreno
  • 65gr de pasas

 

Preparación

  1. Precalienta el horno a 180°C.
  2. En un bol, mezcla la harina, la sal, el azúcar y la levadura. Mezcla todos los ingredientes y haz un hueco en el centro para incorporar el agua.
  3. Vierte 270ml agua y mézclalo con una espátula o una rasqueta y cuando esté todo bien integrado pon la masa sobre una superficie enharinada y amasa durante unos 10 minutos. Deja reposar durante 10 minutos y vuelve a amasar durante 2 o 3 minutos más; deja reposar de nuevo 10 minutos y vuelve a amasar. Debes conseguir una masa blanda, suave y elástica. Si ves que te falta agua puedes añadir los 30ml restantes, o jugar a añadir algo más de harina si ves que está muy pegajosa.
  4. Si dispones de robot amasador (tipo robot Kitchen Aid), ya sabes que esta tarea resulta fácil: deja que la máquina amase durante los distintos intervalos explicados anteriormente a velocidad media-alta con el accesorio de gancho.
  5. Cuando la masa esté lista, colócala en un recipiente engrasado, cúbrelo con un paño de algodón y déjala reposar durante unos 30 minutos en un sitio cálido (puedes precalentar el horno a 50º mientras preparas la masa, y cuando sea el momento de dejarla reposar la introduces en él parando el horno).
  6. Mientras tanto, prepara el sirope: pon en un cazo el azúcar y el agua y lleva a ebullición. Cuando esté hirviendo, páralo y verás que has obtenido una mezcla líquida y densa, transparente. ¡Ésta es la mezcla que hará de tus rollos un pecado de lo más dulce y pegajoso!
  7. Vamos a hacer los rollos: en una superficie ligeramente enharinada, dispón la masa y extiéndela formando un rectángulo de un centímetro y medio de grosor.
  8. Pinta la superficie con el sirope preparado. En un bol pequeño o un vaso mezcla el azúcar y la canela y luego espolvoréala encima de la masa con ayuda de una cuchara, haciendo que quede toda la superficie cubierta del color marrón de esa mezcla. Esparce de forma homogénea las pasas también por la superficie.
  9. Pliega la masa, doblando el lado largo del rectángulo encima de la otra mitad, y ​​rueda cuidadosamente la masa en una espiral (obteniendo un cilindro alargado).
  10. Precalienta el horno a 210ºC y pincela la cocotte redonda Le Creuset con aceite y esparce un poco de harina.
  11. Corta el cilindro que has hecho anteriormente en espirales de 1,5cm de grosor (ayúdate de una rasqueta, verás que es la mejor forma). Ve introduciendo los cortes que haces en la cocotte, tumbándolos de forma que los pliegues con el azúcar y canela se observan desde arriba.
  12. Pinta la superficie de nuevo con el sirope y espolvorea un poco de azúcar moreno y canela.
  13. Introduce la cocotte en el horno, y baja la temperatura a 180ºC. Hornea con la tapa puesta durante 15 minutos, y a partir de aquí saca la tapa y hornea 10 minutos más. Puedes controlar la cocción sin abrir el horno, hasta que los veas dorados y cocidos.
  14. Retira del horno y vuelve a pincelar generosamente con el sirope. Deja que enfríe y sirve (puedes cortar con cuchillo directamente en la cocotte, no la rallarás).

Comentarios

Jimena dijo:

Hola!! me encanta leerlas!! soy de Argentina, y me he comprado una cocotte Staub, pero no se bien con que recetas utilizarla, por ejemplo milanes salen ricas?, muchas gracias!!! las leo siempre!!!

Jimena dijo:

Hola!! me encanta leerlas!! soy de Argentina, y me he comprado una cocotte Staub, pero no se bien con que recetas utilizarla, por ejemplo milanes salen ricas?, muchas gracias!!! las leo siempre!!!

Yolanda dijo:

¿A qué altura hay que poner la cocotte dentro del horno? Y para la carne??

Alicia dijo:

¡Qué pintaza! Una pregunta: ¿La levadura es la de panadería o la de repostería normal que se usa para bizcochos?

Claudia dijo:

Hola Yolanda, puedes hacerlo si quieres, eso seguro que les sentará bien. Pero esta receta está hecha con el propósito de ofrecer una “versión rápida y fácil” de los rollos, y la verdad es que sin leudar por segunda vez también ofrece muy buenos resultados.

Yolanda dijo:

No es necesario dejar leudar una vez estén los rollos en el molde ????

Claudia dijo:

Hola Maria José, es una harina con una fuerza intermedia, desarrolla más el gluten que la harina de trigo común, pero menos que la harina de fuerza. Puede que te suene más como “harina panadera”. Si no dispones de ella, puedes probar la receta mezclando mitad de trigo estándar y mitad de fuerza por ejemplo. Saludos!

Maria José dijo:

¿Podrías decirme cuál es la harina de panadero? Gracias.

Dejar un comentario