¿Cómo resulta tan delicioso algo tan simple como un buen trozo de pan con chocolate? Seguro que muchos recordaréis tomarlo a menudo en las meriendas de la infancia. Hoy Miriam, de El Invitado de Invierno, nos invita a volver a hacerlo, pero con unos delicioso panecillos de Viena caseros. ¿Resistirás la tentación?

 

receta bollos de Viena

Tabla redonda de madera de acacia MasterClass y conjunto de platos cerámicos de postre Emile Henry

 

Hace años que hago pan en casa porque no hay nada igual. Y si hablamos de sustituir bollería industrial por bollos o panes hechos en casa ya no solo hablamos de sabor, sino de salud. Por eso os recomiendo encarecidamente estos panecillos de Viena perfectos para bocadillos infantiles. 

Estos fantásticos panecillos de Viena son el típico bollo blandito de masa enriquecida con huevos, azúcar y mantequilla, con el punto justo de dulzor que encanta a los niños. Y por qué no decirlo, a los adultos también.

En definitiva, que si los rellenamos con unas onzas de buen chocolate se parecen sospechosamente a esos entes cuyo nombre no voy a mencionar, pero que empiezan por bolly y acaban por cao. Solo que mucho más ricos y sin grasas repugnantes.

 

Ingredientes

600gr de harina de fuerza
300gr de leche
5gr de levadura de panadería seca (15 g de levadura fresca)
12gr de sal
50gr de azúcar
2 huevos medianos
70gr de mantequilla ablandada (no derretida)

 

Elaboración

Tomamos 100gr de la harina y 100gr de leche y los ponemos en un bol. Agregamos la levadura, mezclamos, tapamos y dejamos que fermente hasta que esté levado y burbujeante.

Agregamos entonces a este prefermento el resto de la harina y la leche, la sal, el azúcar y los huevos. Amasamos un par de minutos, a mano o con robot amasador

Seguidamente añadimos la mantequilla, amasando hasta integrarla bien. Proseguimos el amasado hasta que la masa esté fina y elástica. Hacemos una bola con ella, la metemos en un recipiente engrasado, tapamos y dejamos que doble el tamaño. 

Cuando la masa esté fermentada la aplastamos sobre la encimera para quitarle el gas. Dividimos la masa en 10 porciones de igual tamaño (es mejor pesarlas); con estas cantidades salen panecillos de unos 110 g, perfectos para un buen bocata. Formamos los panecillos en forma alargada y los vamos poniendo en dos bandejas de horno forradas de papel de hornear (o directamente sobre una bandeja antiadherente para hornear), cinco panes en cada una. Con un cuchillo afilado les hacemos los cortes característicos que se ven en las fotos.

 

panecillos de Viena

 

Tapamos los panecillos con plástico y dejamos que fermenten; no hace falta que doblen el volumen. Cuando estén listos para meterlos en el horno los pintamos con huevo batido, cuidando de que entre el huevo en los cortes. Si nos gustan especialmente doraditos los pintaremos con huevo dos veces, separadas entre sí unos 10 minutos. 

Metemos las bandejas en el horno (mejor cocer los panes de una bandeja cada vez) y cocemos los panecillos de Viena unos 15 minutos en el horno precalentado a 190°. Es importante que el horno haya alcanzado la temperatura indicada a la hora de cocer los panes (un termómetro de horno te puede resultar útil).

Cuando estén hechos y doraditos los sacamos a enfriar a una rejilla sobre el mismo papel de horno. Y a disfrutar.

Comentarios

Leticia dijo:

Hola, voy a probar pero me surge la duda de si la cantidad de leche indicada (=300) es en gr o en ml.
Quedo atenta!
Gracias

Rosa dijo:

Probaré, si quitais el huevo ya no es lo mismo. No me gustan los videos, prefiero una buena explicación como soleis dar. Saludos a tod@s

Rosa dijo:

Hola. Quisiera saber en qué posición pones la bandeja en el horno, en medio o abajo del todo.
Un saludo

Pepa dijo:

Me parece muy buenas las recetas,pero me gustaría que hicierais videos.En otros bloc asi lo hacen y sabes como usar el robot:es muy practico

Pepa dijo:

Me parece muy buenas las recetas,pero me gustaría que hicierais videos.En otros bloc asi lo hacen y sabes como usar el robot:es muy practico

Alicia Barrera dijo:

Hola! Me he animado a preparar estos panecillos. Aunque a mí no me han quedado tan vistosos. La masa me quedo muy pegajosa y por más que me engrasaba las manos era imposible darle una forma bonita. Gracias!!! Me encanto!

Alicia Barrera dijo:

Hola! Me he animado a preparar estos panecillos. Aunque a mí no me han quedado tan vistosos. La masa me quedo muy pegajosa y por más que me engrasaba las manos era imposible darle una forma bonita. Gracias!!! Me encanto!

Miriam dijo:

Hola, Gemma, a priori se podrían sustituir, pero no puedo decirte exactamente en qué cantidad porque no tengo la experiencia, porque al tener más grasa los huevos que la leche intuyo que no es tan fácil como sustituir el mismo volumen. Los panes solo con leche y no con huevo no quedan tan tiernos ni jugosos ni se doran tanto.

Gemma Talló dijo:

Hola!
Se pueden sustituir los huevos por leche?
Gracias!

Claudia dijo:

Deliciosos, Carmen, tienes que probar! Saludos!

Claudia dijo:

¡Pero qué ilusión, José! Muchas gracias, me alegro mucho de que hayas probado la receta, y aún más de que el resultado haya sido tan satisfactorio! Muchas gracias y un saludo, Claudia

José dijo:

Vista la receta esta mañana, horneados a la 6 de la tarde. He hecho piezas de 60 gr, poco más de 18. Están en su punto de dulzor… ni pan ni medianoche. Muy ricos, y el amasado a mano tipo Bertinet, sin dificultad. Leva bien las dos veces. Horneados todos a la vez en dos bandejas, con ventilador 175 grados, 20 minutos.
Gracias

Carmen dijo:

Tienen que estar muy buenos. Pero se podría eliminar el huevo

Dejar un comentario