Nunca me he sido gran seguidora de modas, y tal vez por ello nunca he hecho una tarta con fondant o cupcakes con recubrimientos o cremas que no saben a nada, a pesar del éxito que tienen. No habréis visto en la web ni recetas ni productos ni material para ello. Reconozco que es todo un arte hacerlos, pero simplemente no van conmigo. Pero hay una moda a la que sin duda me sumo, y es la moda de los naked cakes.

Literalmente naked cake quiere decir tarta desnuda. Desnuda porque se muestra tal y como es, y sin ninguno de esos recubrimientos que os comentaba. Es una tarta que se caracteriza por mostrar el bizcocho en dos o más pisos y de la forma más tradicional.

Que estén desnudas de tales añadidos no les quita que sean alegres. De hecho, llaman la atención por sus decoraciones naturales y de vivos colores que les aportan las frutas (¿qué más natural?), y pueden estar rellenas de nata, crema o chocolate habitualmente.

Hay quien las hace más perfectas y bien acabadas, y quien las muestra con un desorden casual que les confiere un carácter propio irresistible (¡éstas son las que me van a mi!). Pueden llegar a tener tal exceso de fruta o un acabado tan poco pulido que parezcan incluso decadentes... aunque ello no les quita su auténtico sabor. Todas tienen su atractivo, su toque, su punto natural y tradicional.

Las naked cakes están pegando muy fuerte en los Estados Unidos. La red se está llenando de creaciones, y es un gustazo verlas. Y no sólo la red: el éxito es tal, que incluso está siendo la moda en muchas bodas, donde la tarta de boda vuelve a su punto de partida tradicional, olvidando los fondants y mostrando las tartas de toda la vida.

Porque claramente, esta nueva moda es una llamada a lo tradicional (sí, ¡aquello que tanto nos gusta a Claudia&Julia!) o, si lo queréis, es una contramoda: es la tendencia a ir contra la corriente de todo lo que es la repostería del fondant y el exceso de azúcar.

Lo mejor de las naked cakes o tartas desnudas es que cualquiera puede hacerlas: sea con un molde estándar redondo o con el molde de un bundt, y cogiendo una receta tan simple como la típica de yogurt o la más básica que conozcas de bizcocho. Puedes entonces elevarla a dos pisos fácilmente, para después decorarla con nata, chocolate o simplemente darle un toque nevado de azúcar glas. ¿El toque final? Unas fresas para decorar de forma discreta, una combinación de dos frutas de distintos colores... o la más variada, colorida y abundante combinación de frutas que tengas para acompañarla!

Siempre he pensado que la forma de hacer y presentar un plato dice mucho del cocinero, y aún lo veo más evidente en un naked cake. Por ello, te animo a preparar el tuyo, mientras te digo: "muéstrame como acabas tu naked cake, ¡y te diré cómo eres!".

Aquí tienes una muestra de dos acabados distintos: la receta es la misma, pero depende de cada uno acabarla de una forma más atrevida o más sobria (fotos de Pemberley Cup and Cakes).

Si quieres ver algunas recetas de naked cakes para inspirarte, puedes visitar:

Victoria sponge cake, para quien busca un básico, delicioso y esponjoso bizcocho

Eton Mess Cake , una buena muestra de naked cake elaborada con el molde Angel Bundt

Selva negra, una receta de naked cake que es pura tentación

Carrot cake, para no sentirse muy mal por comer tarta

Boston cream pie, una receta de naked cake para los que prefieren la crema a la nata

Café y nueces, especial invierno

Chocolate y agua de rosas , para los más detallistas

Comentarios

paula dijo:

Hola
Me podrian recomendar algun proveedor en bogota de estas tortas por favor

Claudia dijo:

Hola Elisabeth,

te aseguro que no eres la única ni la última a quien no le va el fondant! Me quedo también con tus preferencias :) Muy buen fin de semana, Claudia

Elizabeth dijo:

Creí que era la única que no le gustan las tortas con fondant, siempre las he visto más como un adorno en la mesa que como algo que provoque comer como postre, y sí es todo un arte, pero un arte de azúcar que no dura, prefiero poner esos adornos en la torta de otro material (cerámica por ejemplo) que pueda durar y volver a usar… En fin es cosa de gustos… Pero yo me quedo con las naked cake!

Cuina amb Noe dijo:

Me encantan las recetas tradicionales y las tartas naked, son geniales como siempre las hacemos en casa. Un post genial.
Un beso
Noe

Claudia&Julia dijo:

Lo lamento María José pero el molde Angel food está agotado en Europa. Estamos esperando un contenedor con más unidades pero va a tardar 2-3 semanas en estar disponible.

María josé dijo:

Estoy completamente de acuerdo con lo de las tartas naturales, sencillas y curradas en casa con nuestro toque personal.os estoy siguiendo desde hace una semana y aquí me quedo pero quiero comprar el molde del ángel food y no lo tenéis, para cuandooooo??? Gracias

maria dijo:

Estas tartas son estraordinarias. Lo autentico de siempre.
Gracias por compartirlas.

Mathilde Padilla dijo:

Son unas recetas buenísimas, mil gracias!

elisenda dijo:

Qué bien! este post me hace aún más seguidora de claudia and julia. Y es que la moda de los cupcakes y fondants no solo es absurda sino ridícula. Volvamos a la cocina de verdad!

Dejar un comentario