¿Quieres un café perfecto en casa? Los amantes del café tienen la oportunidad de tomar en casa un americano, un ristretto, un café con leche o un capuccino con un sabor y aroma como los de su cafetería favorita, gracias a las cafeteras automáticas, un electrodoméstico que se ha convertido en un imprescindible en muchísimos hogares por su facilidad de uso, su sencillez en el mantenimiento y sus más que acertados resultados, en muchos casos casi como los de los establecimientos profesionales.

¿Tomamos en casa café cada día o solo de vez en cuando? ¿Hacemos varias veces durante la mañana? ¿Queremos que la cafetera lo haga todo? ¿Nos gusta probar diferentes variedades de café? Si estás valorando adquirir una, antes de decidirte por un modelo u otro, las respuestas a estas preguntas son básicas para encontrar la mejor cafetera que será, simplemente, la que realmente necesitas.

Desde las cafeteras automáticas más sencillas o las que muelen el café con el grosor que queramos, o a las cafeteras superautomáticas, tenemos un amplísimo abanico de opciones si queremos elegir la que más nos encaje en lo que estamos buscando.

Para que puedas tener una sencilla guía, en este post verás:

  1. Qué son las cafeteras automáticas.
  2. Diferencias entre las cafeteras automáticas, superautomáticas y manuales.
  3. Ventajas de las cafeteras automáticas.
  4. Inconvenientes de las cafeteras automáticas.
  5. Mejores marcas de cafeteras automáticas.
  6. Mantenimiento de las cafeteras automáticas.

1. Qué son las cafeteras automáticas

Cafetera manual Barista PRO de Sage Breville

Una cafetera automática es un electrodoméstico compacto que permite preparar en casa, de forma muy fácil y rápida, un café expreso con un gran sabor y aroma, casi como el de nuestra cafetería favorita.

Sin tener los conocimientos de los baristas profesionales o aficionados sobre la presión, la temperatura o la dosis adecuada para cada taza, podremos disfrutar de un gran café con solo apretar un botón y, en algunos casos (dependiendo del modelo), incluso el punto preciso de molienda y la leche espumada en su justa medida. 

2. Diferencias entre cafeteras automáticas, superautomáticas y manuales

2.1. Cafeteras automáticas

Las cafeteras automáticas se ocupan de todo el proceso de extracción del café, una vez encajado el cacillo con el café molido en la cafetera. Son cafeteras compactas que no ocupan mucho espacio en la cocina, como la Lumero de WMF.

Desde los modelos más sencillos, en los que hemos de iniciar y detener de forma manual la extracción del café al tener la cantidad deseada, a los más completos, en los que podemos programar la bebida a nuestro gusto, nos encontramos ante una gran variedad de modelos y precios.

Con este tipo de cafeteras, cuando queremos hacer un café o dos al mismo tiempo, no tenemos que hacer nada más que apretar un botón para conseguir la extracción, ya que tanto la presión del agua como la temperatura están configuradas de serie, aunque hay algunos modelos, como la Bambino de Sage Breville o la 50’Style de SMEG, que permiten ajustar esta última. 

Cafetera 50’Style de SMEGCafetera Lumero de WMF y Cafetera Bambino de Sage Breville

Pero hay parte del proceso de “hacer un café” en el que interviene el factor humano y que puede hacer variar el resultado de cada café: 

  • el grado de molido del grano,
  • la cantidad de café molido que pongamos en el cacillo,
  • y su compactado. 

Algunos modelos de cafetera automática, como la Barista Express de Sage Breville, incorporan un depósito para el café en grano y un molinillo de muelas, por lo que permiten moler el café al gusto (ofrecen varias opciones de molienda) y llenar directamente el cacillo con los gramos necesarios

Si además lo queremos con leche, tenemos la posibilidad de espumarla con el vaporizador, ese pequeño tubo de salida de vapor que suele encontrarse a la derecha del cacillo. Y este es otro factor que podemos regular nosotros y no la cafetera.  

Además, hay modelos, como la Barista Touch de Sage Breville que cuentan con bebidas programadas de serie y que también ofrecen la posibilidad de memorizar distintas opciones al gusto de las personas de casa. Así, cada vez que queramos tomar un capuchino o un café solo intenso como más nos gusta, tan solo tendremos que elegir esta bebida en el panel de control. 

2.2. Cafeteras superautomáticas

Las cafeteras superautomáticas lo hacen todo a partir del café en grano. Cuentan con un depósito para el grano y un molinillo incorporado. Lo muelen e infusionan con la presión y la temperatura adecuadas, extrayendo la bebida elegida en pocos segundos. Sin que tengas que hacer nada más que pulsar un botón y poner la taza sobre la bandeja de goteo, te permiten disfrutar de un café lleno de aroma y sabor. 

Controlan todas las fases del proceso con precisión, incluso la limpieza, aunque en algunos casos permiten ajustar los parámetros de temperatura del agua o nivel de la molienda. Son muy fáciles de utilizar y muy intuitivas, pensadas para facilitar mucho los momentos en los que apetece un café. 

Algunos modelos, como la Evidence de Krups, incluyen un accesorio espumador idealmente pensado para los amantes de los cafés con leche y los capuchinos: un recipiente que se acopla con facilidad a la boquilla de salida del vapor para espumar la leche cómodamente y sin tener que sujetarlo.

Cafetera superautomática Evidence de Krups

2.3. Cafeteras manuales

Las cafeteras manuales son las que requieren una mayor intervención del factor humano. Desde el punto de molienda del grano de café, los gramos de café molido de cada dosis, la cantidad y temperatura del agua y los bares de presión, todos y cada uno de los pasos se controlan de forma manual. Son las cafeteras perfectas para los baristas expertos, ya que son profesionales que conocen todos los secretos para la preparación y obtención de un buen café.

Hay modelos que permiten efectuar algunos pasos del proceso manualmente, como elegir el grosor de la molienda, la cantidad a llenar en el cacillo o la intensidad del café obtenido, por ejemplo. Son una opción estupenda para los baristas aficionados, o quienes se quieran iniciar en este mundo, pero no deseen dejar de tomar un buen café de forma automática cuando quieran. 

Podríamos considerar también como cafeteras manuales a las cafeteras automáticas más sencillas, las que disponen de un botón de encendido y apagado y un piloto que se ilumina cuando el agua está caliente. Se interviene de forma manual en el proceso, ya que tenemos que moler el café, llenar el cacillo, colocarlo en la cafetera y girar la rueda para iniciar la extracción, girándola en sentido contrario para detenerla, pero no es posible ajustar nada más. Son unas cafeteras que cumplen su función, consiguiendo un buen café de forma sencilla y eficaz.

3. Ventajas de las cafeteras automáticas

  • Son cómodas y muy sencillas de utilizar. En muchos casos, solo hay que apretar un botón.
  • No necesitas ser un experto barista para saborear un buen café, la cafetera es la que se ocupa de prepararlo.
  • Permiten preparar el café en muy poco tiempo.
  • El coste de cada café es inferior al del café en cápsulas.
  • Puedes elegir el grano que quieras y la variedad de café que más te guste en cada ocasión. 
  • Algunos modelos permiten programar una o varias bebidas, para que el resultado sea siempre el mismo, al gusto de cada uno.
  • Hay muchos modelos para elegir, lo que te permite encontrar la que realmente necesitas o deseas incorporar a tu cocina.

Cafetera Quattro Force Arabica de Krups

4. Inconvenientes de las cafeteras automáticas

  • No permite intervenir en muchas de las fases de la preparación del café, ya que todo o casi en su totalidad está automatizado. 
  • A pesar de tardar muy poco tiempo en tener el café en la taza, has de dedicar un mínimo tiempo a poner el café molido en el filtro/cacillo, o a molerlo si lo compras en grano.
  • Aun resultando un muy buen café, no tiene el encanto del café servido y tomado en tu cafetería favorita.
  • Dependiendo del modelo, el precio varía considerablemente y son más caras que las cafeteras convencionales (las italianas o las francesas).
  • Requieren de un correcto manteniemiento para evitar averías. En caso de avería, al tener más componentes, su reparación puede ser más costosa. Por este motivo es importante elegir una marca sólida para asegurarnos la calidad tanto del producto, como de su servicio técnico.

5. Mejores marcas de cafeteras automáticas

Como comentábamos al inicio del post, si estás valorando adquirir una cafetera automática, lo más importante que debes tener en cuenta es lo que realmente necesitas.

Marcas como Krups (con una excelente relación calidad-precio), Philips, WMF, Smeg o Sage-Breville (auténticos especialistas, con unas cafeteras diseñadas para disfrutar), por ejemplo, son garantía de calidad y ofrecen grandes resultados.

6. Mantenimiento de las cafeteras automáticas

Es fundamental un buen mantenimiento y limpieza para el correcto funcionamiento de nuestra cafetera, según las indicaciones que da el fabricante en las instrucciones. De esta forma, no solo alargaremos su durabilidad, sino que el resultado en lo que a sabor y aroma de cada café será el esperado. 

Dependiendo de cada tipo, deberemos tener en cuenta que:

  • En las cafeteras automáticas es necesario limpiar el cacillo con agua tras cada café, procurando eliminar todos los restos, así como la bandeja de goteo, así como lavar periódicamente el depósito de agua. La carcasa exterior de la cafetera podemos limpiarla con una bayeta o un paño humedecido.
  • Si la cafetera dispone de vaporizador para espumar la leche, es muy importante limpiarlo tras cada uso. El cabezal suele ser extraíble, por lo que se limpia fácilmente. También podemos liberar vapor para eliminar los restos de leche que hubieran podido quedar en el interior del tubo vaporizador. 
  • Las cafeteras automáticas que cuentan con depósito de café y molinillo, así como las superautomáticas, suelen incorporar entre sus funciones sistemas de autolimpieza o purga. Algunas, como la cafetera superautomática con vapor de SMEG, cuentan con sistemas de aviso si el depósito de los posos del café está lleno, si el del agua está vacío o si es el momento de proceder a su descalcificación. Otras, como la Quattro Force Arabica de Krups, disponen de un sistema de autolimpieza, que realiza de forma automatizada su mantenimiento y descalcificación. 

Las veces que usemos la cafetera, así como la dureza del agua empleada, son factores que condicionarán la frecuencia de su mantenimiento. Para ello, el uso de preparados como las pastillas limpia cafeteras de Krups es imprescindible si queremos que nuestra máquina funcione sin problemas y que el café resultante sea como debe ser.

Claudia Ferrer

Dejar un comentario